Avances en el campo del conocimiento

No podemos asegurar que el paradigma en aplicación producirá nuevos conocimientos de excelencia, no obstante la intencionalidad y contundencia de su objeto, pero puede conjeturarse que al generar nuevas síntesis en cada segmento institucional, se empezará a cumplir un designio relevante para la orientación del conocimiento y la racionalidad de la acción. Entre los avances endógenos, -interiores a la propia investigación- tendientes al desarrollo de futuras investigaciones destacamos los siguientes:

Más confianza psicológica.- Cada individuo recibe de su cultura las pautas y normas que están en la base de toda convivencia. Por tal razón, las personas parecen sentirse más confiadas cuando están seguras de que su actuación se basa en una certidumbre intelectual; y hasta parecen más propensas a emprender vastos proyectos de conjunto cuando están convencidas de que les asiste un conocimiento influyente y aceptado. La Cultura institucional contiene elementos “totalizadores” con suficiente veracidad y solvencia como para que los compuestos que hacen las diferencias puedan sentirse acogidos en el conjunto. El nuevo paradigma, en fin, proporciona nuevos ángulos para entender mejor los problemas donde ellos se presentan, fija nuevas escalas para jerarquizar los saberes particulares, posibilita una amplificación de la inteligencia sin tener que emplear habilidades excepcionales, promueve lazos psicológicos para articular el conocimiento con la acción. Mediante el “estudio de caso” podrá ponerse a prueba lo que hasta ahora es una simple conjetura.

Mayor productividad científica.- Como previsión fundada se sostiene que el nuevo paradigma analítico aplicado al conocimiento identitario puede generar beneficios del siguiente tipo: mayor densidad y consistencia a la labor de los científicos, académicos y pensadores en general; orientación direccional de los “estados del arte” en cada campo del conocimiento; disponibilidad de configuraciones selectivas e integradas en beneficio de todos los saberes; asignación de prioridades útiles para la organización de complejos de investigación, desarrollo, transferencia y aplicación. La sabiduría, anterior al conocimiento, es una guía plausible para abordar problemas, presentar diagnósticos e intentar explicaciones. La consulta a los especialistas dará cuenta de estos eventuales beneficios presentados a título de mera presunción.

Aplicación a todos los escenarios.- La herramienta analítica puesta a disposición de las identidades culturales contiene las propiedades más efectivas para ser aplicadas a las más insospechadas manifestaciones de la Cultura institucional. Bastaría con mencionar tan sólo algunas configuraciones culturales vigentes en la sociedad argentina actual. Así, se podría incursionar en las expresiones civilizatorias llamadas neoliberalismo; neonacionalismo; neomarxismo; posmodernidad. Se podría intervenir en cosmovisiones religiosas como catolicismo, judaísmo, protestantismo, islamismo. Se podría aplicar a culturas políticas como radicalismo, peronismo, socialismo, conservadorismo. La captación de los escenarios culturales alcanzados a través de la “nueva dirección de la mirada” es un salto en calidad muy útil para su aplicación a campos dinámicos y cambiantes, si se tiene en cuenta que cada expresión cultural identitaria se crea y recrea en función de sus propias necesidades, desafíos y respuestas. La magnitud del universo no sería obstáculo para avanzar en apoyo de una ajustada constatación.

Innovación en el conocimiento.- La visión global que singulariza a la Cultura institucional es, además, una pieza maestra para el avance del conocimiento. En un sentido, se esperan importantes reformas en los modos de percepción para poder instalar el conocimiento general desde lo particular; pero, en otro sentido, a partir de la instalación del conocimiento general se espera una reforma de los saberes particulares. En términos de finalidad y función, los saberes particulares y específicos sirven a bienes limitados que sólo justifican una lealtad parcial; mientras que el conocimiento global y general vuelve a ser merecedor de una adhesión más plena. En fin, esta nueva alternativa del conocimiento tiene bastante que ofrecer a la sociedad en general y a sus distintos sectores en particular. Llegado el caso habrá que apoyar con evidencia empírica la justeza de estas apreciaciones.

Investigación

Artículos en diario La Nación

Capacitación